Música y perfumería

L’amour, c’est d’abord aimer follement l’odeur de l’autre.

Pascal Quignard

Parece que todo indica que hace varios millones de años los primeros homínidos comenzaron a caminar erguidos sobre sus dos pies. Es relativamente lógico pensar que, al ponerse de pie y, consecuentemente, distanciar sus fosas nasales del suelo, el sentido del olfato fue perdiendo importancia de forma paulatina a la vez que otros sentidos como la vista o el oído ganaban protagonismo a la hora de obtener información del entorno. Aún así, el sentido encargado de detectar y procesar los olores sigue generando emociones indescriptibles al ser humano.

El olor nace gracias a un encuentro molecular entre partículas aromáticas que se desprenden de un cuerpo y algunas moléculas de nuestros receptores olfativos que dependen de nuestro propio genoma y que están íntimamente ligados a la parte más instintiva de nuestro cerebro. 

Todas las partículas volátiles que inspiramos no generan una sensación olfativa; para poder generar tal efecto tienen que darse una serie de condiciones. Primero de todo, las moléculas tienen que ser volátiles a temperatura ambiente y, por lo tanto, el tamaño y el peso molecular de estas tendrán una importancia caudal. Pero no solo la volatilidad es un parámetro importante en la materia que nos ocupa; las células olfativas de nuestra nariz están sumergidas en el mucus, que, constituido por un 98% de agua, es una capa por la que las partículas inhaladas tendrán que navegar. Así pues, para que una molécula sea odorífera, tiene que ser también relativamente soluble en el mucus para poder llegar así a su receptor apropiado (aunque ciertas proteínas de transporte localizadas en la zona ayudarán en esta tarea). 

Si las moléculas son reconocidas por su receptor, se produce una señal específica que será descodificada por nuestro cerebro, generando así una sensación que denominamos ‘olor’. Esta impresión se va desvaneciendo a medida que el conjunto de átomos enlazados se degrada, quedando solo su recuerdo en algún cajón de nuestra memoria. 

Así que, de alguna forma y reflexionando un poco sobre el tema, podríamos llegar a considerar la idea de que los olores, como tales, no existen; sino que básicamente son el resultado puntual, único y efímero en forma de señal de un encuentro entre dos especies moleculares; un encuentro entre moléculas exteriores y moléculas propias. 

¿Por qué os cuento todo esto? 

Porque últimamente estoy trabajando, experimentando e interesándome mucho en desarrollar el sentido del olfato; y porque curiosamente siempre he visto muchas similitudes entre la música y el mundo de los olores. No solo porque el lenguaje de los perfumistas se nutre mucho de términos musicales: una ‘nota fresca‘; una ‘nota amaderada‘; una ‘melodía olfativa‘; un ‘tema floral‘… sino también porque en perfumería se habla de ‘acordes‘ y de ‘harmonía‘. Se puede, por ejemplo, hacer un ‘acorde consonante‘ con heliotropos, vainilla y flor de naranjo o un ‘acorde disonante‘ con benjuí, clavel y timo. Asimismo, creo que incluso se podría llegar a desarrollar una teoría mística entre frecuencias sonoras graves (o instrumentos como el contrabajo) con ‘notas amaderadas‘; y entre frecuencias agudas (o instrumentos como las trompetas) con ‘notas cítricas‘… o por qué no, trasladar toda la teoría musical al mundo de la perfumería y abrir una nueva puerta con ‘terceras menores‘, ‘quintas disminuidas‘, ‘escalas árabes‘, ‘compases ternarios‘, ‘politonalidades‘, ‘dodecafonismos‘ o ‘cadencias‘ detrás. Otro ejemplo: la ‘tónica‘ y el ‘acorde‘ más importante de un perfume define el ‘tema‘ y el esqueleto central del cual parte el perfumista para ‘componer‘ su creación en su mesa de trabajo, denominada, curiosamente, ‘órgano perfumista‘.

Fascinante.

Artur Martí Peraire

16-01-21

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close